AVISO DE FALLECIMIENTO MONS. JUAN FRANCISCO SARASTI JARAMILLO, CJM,

AVISO DE FALLECIMIENTO

Hoy, 25 de febrero de 2021, falleció en Cali (Colombia), Su Excelencia Mons. JUAN FRANCISCO SARASTI JARAMILLO, CJM, arzobispo emérito de Cali, a los 82 años de edad, 61 de incorporado, 57 de presbítero y 42 de obispo

Monseñor Juan Francisco Sarasti Jaramillo nació el 30 de Julio de 1938 en Cali (Colombia) en el hogar formado por el Ingeniero Francisco Sarasti Aparicio y la Señora Esther Jaramillo, con cuatro hijos: Juan Francisco, Rodrigo Alberto, Angela María y Sofía Helena.

Realizó sus estudios primarios en el Colegio San Luis Gonzaga, de los Hermanos Maristas, en Cali. Ingresó luego al Seminario Menor Santa Teresita, de la Arquidiócesis de Cali, dirigido entonces por los padres Eudistas, que en ese momento funcionaba en el vecino municipio de Bitaco (Valle), para cursar allí sus estudios de Bachillerato. En 1955, ingresó en Bogotá a la Congregación de Jesús y María, Padres Eudistas, en el Seminario Valmaría. Allí, el 7 de febrero, firmó su ingreso a la Probación.

Los estudios de Filosofía los realizó en la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Obtuvol la Licenciatura en Filosofía.

Para los estudios de Teología fue enviado por sus superiores a Roma. En 1963 obtuvo, en la Pontificia Universidad Gregoriana, la Licenciatura en Teología. Durante su permanencia en Roma como estudiante adelantó también una Especialización en Mariología en el Pontificio Instituto Marianum.

El 6 de abril de 1959 se Incorporó a la Congregación de Jesús y María, Padres Eudistas, y el 30 de marzo de 1959 recibió la Ordenación Presbiteral en Roma. El 11 de marzo de 1978 el Papa Pablo VI lo nombró Obispo Titular de Egara y Auxiliar de la Arquidiócesis de Cali. En la misma ciudad fue ordenado obispo el 6 de mayo de 1978.

Como eudista, antes de su ministerio episcopal, trabajó como formador y director en los Seminarios de Santa Rosa de Osos, del cual fue
también Rector de 1971-1974, y de Pasto. Trabajó también en el Juniorato eudista de San Pedro, fue director de la Probación en Valmaría y, en Roma, se desempeñó como Consejero General Residente de la Congregación. Fue director del Secretariado de Seminarios y Vocaciones de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC).

El 2 de enero de 1984 fue nombrado Obispo de la diócesis de Barrancabermeja. Tomó posesión el 3 de marzo del mismo año. Su ministerio episcopal allí se prolongó hasta mayo de 1993. El 20 de mayo de 1993 asumió como arzobispo de la Ibagué. Allí realizó
su ministerio episcopal hasta el 17 de agosto de 2002. Este día tomó posesión como arzobispo de Cali, ministerio que ejerció hasta mayo de 2011, pasando a ser arzobispo emérito de la misma arquidiócesis hasta hoy, 25 de febrero de 2021, fecha de su muerte.

Durante su episcopado fue vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Colombia entre 1996 y 1999. Fue presidente en varias ocasiones de diversas comisiones de la CEC y miembro de la comisión de Liturgia del CELAM. Fue delegado de la CEC en la IV Conferencia General del Episcopado Latinoamericano en Santo Domingo y elegido para participar en la asamblea especial para América del Sínodo de los Obispos en noviembre 1997.

Fue nombrado Visitador Apostólico de varios Seminarios de América Latina en diversas ocasiones. Participó en nombre de la CEC en reuniones en Estados Unidos sobre el proceso de paz en Colombia. Monseñor Juan Francisco vivió como eudista en fidelidad plena a la
espiritualidad de San Juan Eudes: “servir a Cristo y a su Iglesia con gran corazón y ánimo decidido”. Se empeñó en dotar a la Iglesia de buenos obreros del Evangelio: sacerdotes, laicos, consagrados. Asumió siempre con alegría y gratitud su vida eudista, cultivó relaciones fraternas con la Congregación y, como miembro de la comunidad local de Cali, participaba de todas sus actividades, en cuanto se lo permitían sus condiciones de salud.

De su ministerio episcopal en las diversas sedes dejó la imagen de un pastor comprometido con su ministerio episcopal, constructor de la Iglesia local como comunidad de fe y evangelizadora, cercano a su clero y a sus fieles, con especial dedicación a sus seminaristas como buen eudista, preocupado por los pobres, marginados y excluidos de la sociedad, maestro oportuno y certero en circunstancias difíciles, persona amable, comprensiva, cercana a todos.

Las exequias con sus cenizas se realizarán en la Catedral San Pedro, Apóstol, de Cali, el día sábado 27 de febrero de 2021 a las 10:00 a.m.
Confiemos a nuestro hermano, Juan Francisco, a la misericordia del Padre, a quien él sirvió toda su vida y celebremos por él las misas recomendadas por nuestras Constituciones (cf. RP 46.1). “Muy bien, servidor bueno y fiel, entra a participar de la alegría de tu señor”
(Mt. 25, 21).

DOCUMENTO OFICIAL 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Sientes inquietud vocacional? Escríbenos whatsapp