Los eudistas reciben expresiones de gratitud y de cariño de fieles de la Parroquia san Judas Tadeo en Guayaquil

El pasado 31 de enero de 2020, los fieles de la parroquia san Judas Tadeo manifestaron toda su gratitud y todo su cariño hacia los padres eudistas quienes, durante 10 años, sirvieron en esta parroquia como buenos pastores. Desde el 2009 los eudistas llegamos a esta parroquia por invitación de Mons. Antonio Arregui, entonces arzobispo de Guayaquil. Recibimos una comunidad parroquial ávida de la Palabra de Dios, con gran disposición para acoger el pastoreo de los hijos de Juan Eudes y el resultado fueron 10 años de una relación pastoral amistosa, llena de trabajo y misión, de cariño y de afecto. A lo largo de estos años fueron párrocos los PP. Gerardo Amado, Carlos García, Pedro Pablo Múnera, Oscar Acevedo y Rafael Campo. También estuvieron muchos otros padres eudistas, vicarios parroquiales. Todos se entregaron con alma, vida y corazón al servicio de esta comunidad parroquial.

Un hito importante de esta presencia eudista en la parroquia san Judas Tadeo fue la construcción del nuevo templo parroquial y del centro de servicios pastorales. El liderazgo del P. Carlos García y la participación activa de muchos laicos de esta comunidad quienes, rápidamente, experimentaron un gran resurgir pastoral durante estos años, lograron poner en marcha y llevar a cabo estos grandes proyectos. Estos logros serán el legado permanente de la presencia eudista en esta comunidad parroquial. Además de estos grandes avances en la estructura física del templo, existen otros tantos en el campo de la formación de los laicos (un signo importante: la fundación de la Escuela de laicos san Juan Eudes que presta servicios de formación teológica y pastoral para laicos) y la creación de un grupo de asociados laicos que, identificados con la espiritualidad eudista, ahora participan de su misión y de su vida fraterna.

Concluido, entonces, el convenio entre la arquidiócesis de Guayaquil y la congregación de Jesús y María, el 31 de enero de 2020 tuvo lugar la celebración eucarística que marcó la conclusión de la presencia eudista en esta comunidad parroquial del Guayas (Ecuador).

La eucaristía fue presidida por Mons. Giovani Piccioli, obispo auxiliar de Guayaquil; concelebraron los PP. Rafael Campo, párroco; y Jesús Rangel, Vicario Parroquial. Además, participó un nutrido grupo de fieles. En un ambiente de sentimientos encontrados, los fieles expresaron su alegría y gratitud hacia los padres eudistas, y tristeza y pesar por su partida.

En esta ocasión, la Sra. Mildred Gómez, servidora voluntaria de esta comunidad parroquial por más de 50 años, escribió el texto de una placa de agradecimiento a los padres eudistas. Son palabras sencillas y profundas, que provienen de un corazón lleno de cariño y gratitud hacia los padres que sirvieron en esta parroquia desde el 2009 hasta el 2020. Esta misma placa fue descubierta por la señora Mafalda Frogone de Negrón.

También se escucharon las palabras del asociado eudista, Aníbal Hidalgo. Él dio testimonio del gran crecimiento de esta comunidad parroquial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Sientes inquietud vocacional? Escríbenos whatsapp