Natalicio de San Juan Eudes 14 de noviembre/1601

Agradecemos al Señor el don de la vida de Juan Eudes. Su presencia en la historia ha sido fructífera. Legó a la Iglesia un testimonio apostólico vigoroso y una intensa experiencia espiritual centrada en el amor de Dios revelado en el Corazón del Hijo.

Agradecemos al Señor el don de la vida de Juan Eudes.

«A ejemplo de san Juan Eudes, los Eudistas no quieren tener otro espíritu que el espíritu de Jesús, sumo sacerdote, adorador del Padre, salvador de los hombres, cabeza de la Iglesia que es su cuerpo y del cual somos miembros» Const. 5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *