Oración para la posesión del superior provincial (inspirada en textos de san Juan Eudes)

«Señor Jesús, te adoramos como a Superior y Padre de la Congregación. Te damos gracias porque la proteges y porque la has puesto bajo el amparo de María, la Virgen. Humildemente te pedimos perdón por nuestras faltas a los compromisos comunitarios y prometemos ser más fieles en el futuro. No queremos en adelante pensar, ni decir ni hacer nada que se oponga a tu Evangelio. En cuanto a mí, Señor Jesús, te doy gracias porque te has dignado llamarme a prestar este servicio en la Congregación. Tú conoces mis limitaciones, yo adoro tu humildad y tu obediencia hasta la muerte para salvar a los hombres y me doy a ti, Señor Jesús, para seguirte en tu Evangelio y en la santidad de tu vida, y para servirte a ti y a mis hermanos».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *