PRIMER RETIRO PROVINCIAL 2019 DIA 1

Primer día: 17 de Octubre

Desde la noche del 16 de octubre tuvo inicio el primer retiro provincial del 2019 🙌🏻
18 sacerdotes, 1 diácono y 3 jóvenes de Propedéutico vivimos estos ejercicios espirituales en la Casa de retiros Pedro Legaria de las Hnas Esclavas de Cristo Rey en Usaquén (Bogotá). 🎉
.
El predicador de este año es el P Germán Arana. Jesuita español 🇪🇸 que durante muchos años ha estado vinculado a la formación sacerdotal, especialmente entre los miembros de la Compañía. Ha sido rector del Seminario de Comillas y docente durante muchos años en la Universidad Pontificia del mismo nombre, con sede en Madrid.
.
El P Germán es una figura importante en la Iglesia española. Ha recorrido todo el país en la predicación de retiros al clero y a los seminarios. También ha prestado estos servicios fuera de su país, especialmente en países de América Latina. Actualmente está muy vinculado a la Congregación para el clero y presta importantes servicios de asesoría al Papa Francisco en asuntos vocacionales y de vida sacerdotal. 🙏🏻
.
La Provincia este año ha hecho este gran esfuerzo para ofrecer instrumentos calificados que nos ayuden a impulsar experiencias de conversión personal y comunitaria. Uno de estos instrumentos son estos Ejercicios Espirituales 2019. Obviamente -como se sabe- en cuanto instrumento sólo es útil si se vive adecuadamente. Esa es la expectativa nuestra para estos días: que la eficacia de la gracia del Señor nos moldee según su voluntad e irrumpa en cada uno con toda su fuerza para que nos convierta a Él y nos ayude a vivir el don del Ministerio con entrega generosa.
.
La tónica del retiro es totalmente ignaciana. El P Germán nos va guiando, mano a mano , a través de los Ejercicios Espirituales de Ignacio de Loyola. El ambiente general está marcado por un silencio total y constante. Nos ha costado un poco, pero todos estamos siendo educados en esta convicción. Muchos han expresado también su alegría por este ambiente de silencio y recogimiento en nuestro retiro. Alguno dijo: «Finalmente un retiro en silencio».
.
¿Qué líneas de oración se nos han sugerido? Veamos algunas de manera muy breve:

a) Iniciamos con la meditación del salmo 83 para reavivar en todos el deseo ardiente de vivir esta experiencia de encuentro con el Señor que revitalice nuestra existencia y nos llene de nuevo vigor en la vivencia del Ministerio.

b) Luego, durante el día, vivimos 4 momentos de oración guiados por los puntos de meditación que ofrece el predicador, inspirado en los Ejercicios Espirituales de Ignacio (EE). Estos fueron:

* Meditación a partir del Salmo 23 puesto en relación con un tema introductorio de los EE: Principio y Fundamento. Este es, además, un elemento clave en la espiritualidad ignaciana: al recordar que el principio y fundamento de nuestra vida es Dios, Ignacio nos impulsa a reavivar el misterio de fe de nuestra vida para volver a colocar al Señor en el centro de la propia existencia. Aquí está la base de la llamada indiferencia ignaciana: todas las cosas son relativas, sólo Dios es el absoluto. Por eso, en el marco del retiro somos invitados a registrar qué cosas nos quitan la libertad y nos impiden vivir sólo para el Señor y los hermanos. Para que, destruidas las afecciones desordenadas, podamos servir y alabar al Señor.

* Fuimos introducidos también en uno de los 5 modos de oración que propone Ignacio para los EE: el examen general. Consiste en situarse libremente ante el Señor para reconocer sus dones y agradecerlos, para confrontarnos con nuestro pecado y dejarnos mover a la conversión, para sentir dolor por nuestros pecados y sentir verdadera compunción, para vivir la vida nueva en Cristo.

* Finalmente, guiados por Ignacio vivimos un momento de oración a partir de la meditación prolongada del Padre nuestro. Esta oración, que no es una simple fórmula, en realidad, expresa la actitud existencial del creyente frente a Dios con el corazón del Hijo ante su Padre.

* Al final del día, en la noche, fuimos introducidos en la 1ª semana de los EE. Ésta tiene carácter profundamente penitencial. El propósito es el reconocimiento de nuestro pecado. Y esto es importante, porque de lo contrario viviríamos en la mentira. Si se pierde esta dimensión penitencial caeríamos en ejercicios de auto-justificación que acaban siendo fatales en la vida del creyente. Se nos pidió, entonces, orar a partir de Jn 8, 1-11, el relato de la mujer adúltera perdonada por Jesús. Somos invitados a situarnos en verdad ante el Señor. No como los fariseos que se excluían del grupo de pecadores y querían condenar a la mujer creyéndose ellos libres de culpa. En realidad, se trata de pedir la gracia de la vergüenza. No somos perfectos, el mundo no se divide entre la canalla y nosotros. Esta dimensión penitencial es el punto de partida de los EE.
.
Acompañemos con nuestra oración a los padres aquí reunidos. En ellos, en realidad, está presente la Provincia. Que esta experiencia de retiro realmente nos impulse a todos a vivir procesos de conversión para reavivar la esperanza de ver cumplida en todos la Voluntad del Señor.

#PadresEudistas #SanJuanEudes #RetiroProvincia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *