PRIMER RETIRO PROVINCIAL 2019 – DIA 3

Día 3 – 19 de octubre

👣Avanzamos en el retiro provincial. Ya concluimos ayer 19 de octubre el tercer día. El silencio es ya un don que mutuamente nos ofrecemos unos a otros. Se cumple lo dicho al comienzo por el predicador: El silencio en los Ejercicios Espirituales (EE) va impregnándonos progresivamente de una presencia cada vez más viva del Señor en nosotros porque las escenas que contemplamos nos van modelando internamente y van marcando una presencia del Señor en cada uno y de cada uno con Él en la cual no hay cesura.
🕯
Les compartimos un resumen de las tres jornadas: mañana, tarde y noche.
.
🌤 Jornada de la mañana

– La primera actividad del día es la hora de meditación cuyo contenido ha sido propuesto en la noche anterior. Para establecer una transición entre la 1ª semana (de tono penitencial) y la 2ª semana (que nos introduce en la contemplación, un modo de oración particular en la tradición ignaciana), el predicador nos propuso meditar el Sal 32, el más bello salmo penitencial de la Escritura.
Con este pensamiento fuimos al descanso nocturno, con este mismo pensamiento despertamos en este día para presentar al Señor un corazón contrito y humillado, que el Señor nunca desprecia (Cfr. Sal 50).
.
-Luego tuvimos un encuentro con el predicador y recibimos los primeros puntos de oración del día. Se nos propuso iniciar la llamada 2ª semana de los Ejercicios Espirituales (EE) de san Ignacio.
🌱El predicador advierte que es fundamental realizar una adecuada transición de la 1ª a la 2ª semana porque existe, entre ambas, una conexión muy importante. Esta conexión se expresa en estos términos: al que ha experimentado de manera profunda la misericordia del Señor y lo que significa realmente la redención (1ª semana: meditación de los pecados: la gracia de la vergüenza y el dolor de los pecados), le brota del corazón como un deseo de seguir, de conocer más al Señor y de anunciar lo que ha vivido (2ª semana: la oración de contemplación, el discernimiento, la contemplación de la escena fundamental del llamado de los discípulos y la elección de Cristo a hacer sus veces: Lc 6, 12-29). Y la conciencia de nuestra natural fragilidad no nos hace más frágiles, sino, todo lo contrario, desplaza nuestra atención a la fuerza del Señor. Y curiosamente nuestra vocación adquiere una fuerza mucho mayor porque no depende de nuestra fragilidad sino de la fuerza del Señor en cuyas manos está nuestra vida.
.
En este contexto, el predicador presentó 2 indicaciones breves para introducirnos en la contemplación según Ignacio: se trata de dos notas en las dos primeras contemplaciones que describe Ignacio: la primera es la encarnación (101) y la segunda es el nacimiento (110).
.
¿Qué es contemplar la encarnación? 🤰🏻
Ignacio propone establecer un coloquio con las Personas divinas y con María, pidiendo sentir en sí mismo, para más seguir e imitar a Jesucristo, así recién encarnado. ¿Qué quiere decir esto? Que la contemplación nos pone en relación inmediata con el misterio. Ya no es un evento que se trae a la memoria, sino somos puestos en relación inmediata con el misterio de la encarnación, de la presencia del Verbo en la historia humana.
.
¿Qué es contemplar el nacimiento?🌳
Ignacio propone este ejercicio, en sus palabras: El primer punto es ver las personas, es a saber, ver a Nuestra Señora y a Joseph y a la sierva y al niño Jesús, después de ser nacido, haciéndome yo un pobrecito y esclavito indigno, mirándolos, contemplándolos y sirviéndolos en sus necesidades, como si presente me hallase. Al contemplar el misterio del nacimiento del Señor no solamente la escena contemplada cobra una virtualidad absolutamente inmediata, sino que el contemplador mismo queda inmerso en la escena. La contemplación ignaciana nos lleva establecer una relación bilateral (el misterio y yo), una interacción entre uno y otro, porque es una realidad enormemente viva, con una única finalidad – dice Ignacio: para logar el conocimiento interno de Jesús para más amarle y seguirle. ¿Qué tipo de conocimiento es éste? Un conocimiento real, no solamente teórico. A través del contacto inmediato, tenemos acceso al misterio de su divinidad a través de la expresión de humanidad de Jesús, vivida de manera totalmente cercana…
📖
Estos dos ejercicios nos ayuda a poner ante nosotros una realidad fundamental: la Escritura no es una idea, es el acontecimiento Jesucristo. Por tanto, al leer la Escritura mi expectativa no se reduce a encontrar un pasaje del cual se desprende una idea que luego yo trate de llevar a la práctica. No! ¡Así no se lee la Escritura!!! Se trata de algo mucho más vivo que se asemeja a las experiencias de enamoramiento en la vida. Estas experiencias no provienen de una especie de idea arquetípica de mujer de la cual uno se enamora al ver luego a una mujer cualquier en el camino de la vida. ¡No! El enamoramiento surge luego de un contacto vivo con alguien que uno conoce, que ha tratado, que le va entrando internamente en el corazón. Algo similar sucede con la contemplación ignaciana. El objeto es uno: enamorarse del Señor!
.
⛅ Jornada de la tarde


En la tarde se nos propuso una meditación: Elegidos por Cristo para hacer sus veces. Y se nos invitó a contemplar -a la manera de Ignacio- un relato fundamental en evangelio de Lucas (6,12-39): Jesús pasa la noche en oración y elige a los Doce, citados por sus nombres. El Mesías quiere reunir sobre la roca de los Apóstoles a todo Israel y a los humildes dispuestos a acoger con gozo la desbordante misericordia de Dios presente en el Reino inaugurado ya por su anuncio-realización. Como un nuevo Moisés, Jesús desciende del monte, y saliendo al encuentro del pueblo necesitado, venido de todos los ángulos, les cura de sus enfermedades y les anuncia, juntamente con el círculo más cercano de los Doce y más amplio de sus discípulos, la alegría de la victoria definitiva de la misericordia de Dios y la nueva ley de un amor sin fronteras 🙅🏻‍♀. y de un cumplimiento auténtico que brota de un corazón misericordioso.
Estas fueron las escenas propuestas para la contemplación:
👏🏻
1. Jesús ora solo en la noche (7,12): vuelto al Padre vive el misterio de su misión.
2. La vocación de los apóstoles (7, 13-16): Un gesto de amor sorprende, personalizado, que brota de su misericordia.
3. Jésus, médico de los pobres (7,17-19): su Palabra es eficaz: cambia la vida y cura. Realiza lo que anuncia. Predica y cura.
4. Jesús anuncia la Buena Noticia a los pobres (7, 20-23): ¡El Reino pertenece a los pobres! ¡La misericordia de Dios, su poder, su victoria y su consuelo están de su parte!
5. Jesús conmima a los ricos (7,24-26): conminación urgente y sin paliativos, también por amor. Lo que se juegan es terrible: henchidos de autocomplacencia, si no se convierten, quedarán definitivamente fuera de la complacencia de Dios.
6. Jesús exhorta a vivir la nueva ley: Imitar la misericordia del Padre (7, 27-37).
7. La medida de la autenticidad: la práctica de un buen corazón (7,38-39): 5 parábolas sobre la autenticidad cristiana.
👏🏻
.
🌚 Jornada de la noche


Meditamos sobre el episodio de la resurrección del hijo de la viuda de Naín: Lc 7, 11-23. Jesús es la misericordia de Dios que visita a su pueblo. Este signo de poder sucede cuando Jesús venía de camino de Cafarnaúm y estaba a la puerta de la ciudad de Naín. No es un evento programado. Es un suceso de la misión que el remueve las tripas, que le suscita compasión y se manifiesta ante esa viuda desagraciada como fuente de vida. 🌊

.
Unidos en oración 🙏🏻

#Eudistas #SanJuanEudes #ProvinciaDeColombia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *