TERCER DÍA: San Juan Eudes conocedor de los divinos misterios

TERCER DÍA NOVENA A SAN JUAN EUDES

INVOCACIÓN INICIAL:
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

👏 BENEFICIO DE DIOS EN LA VIDA DE SAN JUAN EUDES:
“En 1625 y 1626 me envió Dios una enfermedad corporal que me impidió trabajar al exterior; me concedió estos dos años para vivir en recogimiento y entregarme a la oración, a la lectura de obras piadosas y a otras ocupaciones espirituales. Fue gracia especialísima por la que bendigo y agradezco eternamente su divina bondad. Cantaré por siempre las misericordias del Señor”. (Memorial de los Beneficios de Dios, 17)

📔 LECTURA EUDISTA: LA VOLUNTAD DIVINA DEVOCIÓN A LOS ESTADOS Y MISTERIOS DE JESÚS “Tenemos innumerables y poderosas obligaciones de honrar y de amar a Jesús en sí mismo y en todos los estados y misterios de su vida. Sólo enumeraremos algunas de ellas. En primer lugar, te diré que, así como debemos continuar y completar en nosotros la vida, las virtudes y las acciones de Jesús en la tierra, también debemos continuar y completar los estados y misterios de Jesús y rogarle a menudo que los continúe y complete en nosotros y en toda su Iglesia.
Porque es una verdad digna de frecuente consideración que los misterios de Jesús no han llegado a su entera perfección y plenitud. Aunque perfectos y consumados en la persona de Jesús, aún no se han cumplido y perfeccionado en nosotros, sus miembros, ni en su Iglesia que es su cuerpo místico. El Hijo de Dios, en efecto, tiene el designio de hacernos participar, por extensión y continuación, en nosotros y en toda la Iglesia, del misterio de su Encarnación, de su nacimiento, de su infancia, de su vida oculta, social y laboriosa, de su pasión y su muerte, y de sus demás misterios, por las gracias que quiere comunicarnos y por los frutos que quiere producir en nosotros por esos misterios.” (O.C. I, III parte, Devoción a los misterios Del Señor)

💕 COMPROMISO PARA ENCONTRAR EL AUTÉNTICO AMOR:
Obra de misericordia: perdonar al que nos ofende. Te invitamos a pensar que Jesús dio la vida por nosotros. Luego, te invitamos a descubrir que este misterio de amor debe ser reproducido también en nuestra vida. Por eso, nos acercaremos a una persona que hemos ofendido y le ofreceremos perdón.

GOZOS:
🎤 Coro: De Jesús y de María consigue a tus hijos el férvido amor.
🎼
I. Fuiste favor de María para tu sediento hogar; en las aguas bautismales se encendió tu caridad. En piadosa edad temprana experimentaste a Dios; y creció tu amor a María a quien diste el corazón.
II. El sacerdocio de Cristo enamoró tu corazón; feliz tocaste una puerta: Oratorio de Jesús. Un maestro iluminado te habló de la Encarnación, sacerdote para siempre el Señor te consagró.
III ¡La peste!, clamó tu pueblo; con él tu celo te unió. Primeras armas de apóstol que tu memoria guardó. Incendio de fe en tu mundo, tu palabra provocó. Abriste un camino a todos: Vida y Reino publicó
IV La mujer esclavizada tu mirada descubrió. Refugio caritativo tu caridad le ofreció. Por largos años luchaste fijos los ojos en Dios. Su voluntad fue tu guía que buscaste con tesón.
V Encendiste en la Iglesia la hoguera del Corazón, culto del Hijo y la Madre unidos en único amor. En campos y ciudades tu fuerte voz resonó, y en sus reales palacios al mismo rey cuestionó.
VI Para formar sacerdotes, hogares tu celo abrió, de santidad penetrados, tu celo los pretendió. A todos los bautizados, campo abriste en la misión, voces de Cristo en el mundo tu amor los comprometió.
VII Incansable en la faena, el final te sorprendió. A Jesucristo entregaste años colmados de amor. Huella dejaste en el mundo, que hoy seguimos con fervor, alcánzanos en el cielo entusiasmo en la misión.

ORACIÓN FINAL: (En un momento de silencio, presente al Señor la petición por la cual quiere ofrecer este día de la novena)
«Oh Dios, que elegiste a san Juan Eudes para anunciar las inescrutables riquezas del amor de Cristo, concédenos que, movidos por su palabra y por su ejemplo, crezcamos en la fe y llevemos una vida conforme al Evangelio. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén. En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.»

Eudistas #NovenaSanJuanEudes #12deAgosto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *